Vestido para la hermana de la novia

Qué ganas tenía de enseñaros esta costura. A tiempo pasado puedo decir que estoy muy orgullosa de este trabajo, aunque me quitase horas de sueño y preocupaciones. Ha sido todo un reto. Y eso se lo debo a un tejido tan especial como complicado de coser: el GUIPUR. Os diré que se trata de un tejido sin fondo, se trabaja al aire sobre los hilos, como una tela de araña. El soporte provisional desaparece finalmente. Una vez terminado el guipur no reposa en nada, los motivos se sostienen entre ellos enlazados entre si o unidos por hilos lanzados, de ahí su complicación en la confección.

Este reto también se lo debo a Sofía, una amiga que ha demostrado una gran confianza en mi, y tanto que sí! La idea del vestido la tenía clara, y tras ver varias colores y combinaciones se decidió por un guipur magenta sobre un cuerpo y falda de crep y gasa color cereza. Su ESTRUCTURA la forman dos vestidos: uno de crep con falda en capa y cuerpo de escote corazón; y otro de cuerpo de guipur con escote barco, semi mangas y pico en espalda con falda de gasa en capa. Los dos vestidos irían unidos por un cinturón de crep cerrado en la espalda con una larga lazada.

 

Lo difícil comenzó desde el principio, cuando hubo que pensar en la cantidad de telas que necesitaba para cada pieza. Por un lado de guipur, cuyos 52€ el metro no deja a nadie indiferente. Y por otro lado la cantidad de gasa y crep para una falda larga cortada en capa. A raíz de esto… lo he pensado mucho y voy a contaros una ANÉCDOTA cuando fui con mi amiga a comprar la tela en una tienda física de Cambados (Pontevedra):

Nada más preguntar por los tejidos, la dependienda (señora mayor y dueña del comercio de toda la vida, que seguro que cose y muy bien…) me pregunta: Para qué? Aquí ya, se me empezó a tensar una vena 🙁 Pero yo que soy muy “ghiadiña” le cuento el proyecto. Con el crep y la gasa no hubo dudas, la señora nos cortó sin comentar, pero… ay miñanaiquerida cuando llegué al guipur! Yo le pedí 50 cms y me dijo que eso no me iba a llegar. Le insistí en que había medido y que iba a aprovechar los dos sentidos de las hojas, pero ni así la convencí. Seguía diciéndome que no me llegaría porque tenía mangas, y yo venga a decirle que no eran mangas completas, pero nada. La señora erre que erre. Y a lo mejor podía tener razón pero lo que de verdad me molestaba era ese tonillo de modista profesional discutiendo con una recienllegadaalacosturamevaadeciramiquellevotodalavidacosiendo! Afuuuu… y en medio Sofía, que no sabía qué decir. En fin, que cuando mi terquedad superó su insistencia me cortó el guipur con una frasecita final envenenada: Tú verás!

Moraleja: por mucha bloguer de costura que seas, no discutas subestimes la sabiduría de una vendedora de telas de toda la vida.  Eso sí, tengo en un atado el resto del guipur del que podría sacar cuatro mangas más.

Después de esta introducción llegó lo importante, pasar el patrón a la tela y meter la tijera. Fueron muchas horas de contemplación, giros y cambios de sentido. Hasta que por fin di con la zona para RECORTAR. En los perfiles del escote de la espalda tenía claro que las hojas iban iguales y de forma recta, pero en el caso del escote barco y las mangas, ahí había que jugar con el dibujo para recortar un perfil curvo. Además os diré que por supuesto, el guipur tiene un grosor exagerado que no permite costuras de más. Es por ello que las pinzas estaban totalmente descartadas. Así, hubo que dar forma al cuerpo con la tela puesta, ajustando hasta dar con el encaje perfecto.

Como ya os dije, debajo del guipur realicé un cuerpo en crep, palabra de honor con escote corazón y muy escotado en la espalda. Tuve que diseñar una MUSELINA previa para ver cómo sentaban las ballenas y elegir el grosor para un mejor refuerzo. Lo siguiente fue la falda de crep unida al cuerpo que haría la función de forro, y la falda exterior, de gasa hasta los pies y con una mínima cola atrás. La unión de las dos faldas a los dos cuerpos se realizó con una banda a modo de cinto, sólo sujeto en su perfil superior y suelto a partir de los márgenes de la esplada de guipur. Sofía lo quería muy largo y cerrado en lazada que ocultaría el final de la cremallera invisible con corchete.

Os imaginais mi cara después de la prueba definitiva? No me lo podía creer, ni en mis mejores sueños! Estaba super feliz, no sé. Super emocionada de verlo acabado y a Sofía el resultado le encantó. No sé como explicarlo pero merece la pena vivirlo porque eso no se paga con dinero. Fue un reto difícil pero estoy super orgullosa de este vestido.

Como si de un premio se tratase: quiero agradecerle a Sofía su confianza. Una hermana no se casa todos los días y ella me dejó trabajar sin cuestionar. Estabas guapísima Sofía! Gracias!

Ahora sí que es verdad! Happy sewing!

eLISA

Eres mi sol

Porque sin ti esto no sería posible
Porque contigo todo es mucho más fácil
Porque los momentos de bajón los haces desaparecer con una sonrisa
Porque te quiero…

¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS LUIS !!!

 

eLISA

Crochet para una boda

Ya os comenté en el primer post sobre ganchillo que esta labor me apasiona, me relaja y como todo, la tuve muy presente en la decoración de mi boda. Tengo una predilección por los amigurumis, y desde que vi esos muñecos en ganchillo recreando los NOVIOS de una tarta pensé que la mía tenía que llevar unos, sí o sí.

binart mamacosesola

Es más! Tenían que ser una réplica nuestra, incluidos el traje y vestido que llevaríamos sin olvidar los complementos. Y por todo esto, tuve que ganchillar a escondidas. Menudo agobio! porque yo sabía cómo era el traje del novio, pero él mi vestido por supuesto que no. Pues nada, me lié la manta a la cabeza y lo hice. Así de personalizado me quedó en la mesa dulce de la boda, que no podía estar más irresistible, a que si?

binart mamacosesola

binart mamacosesola

Lo mejor de la anécdota de entregar los novios, fue que hasta que llegaron a casa la pareja a la que se los dimos, se pensaron que también la tarta era de mentirijillas. Pues no! y bien buena que estaba!

binart mamacosesola

En ganchillo también realicé la PUNTILLA que rodeaba la vela central, sobre la mesa del oficiante. No sé si conoceis el ritual de las velas, pero es muy bonito. En un momento de la ceremonia las dos velas de los novios (verdes) encienden la más grande (blanca) y la llama se convierte en una sola. Uffff, ya me está cayendo la lagrimita sólo de pensarlo.

binart mamacosesola

A su lado estaba el BASTIDOR con puntilla incrustada en el que iban atadas las alianzas. Con mucho cariño lo bordó mi amiga Moly, sobre batista suiza con el diseño que le pedí. Un trabajo muy delicado y especial que guardo de recuerdo.

binart mamacosesola

Y como ya os mostré AQUÍ, los menús también fueron obra mía, realizando para cada uno una pequeña aplicación en crochet con forma de CORAZÓN. Los menús iban sujetos en una cinta ancha de lino con corazón en azul para los chicos, y verde para las chicas, siguiendo los colores de la boda.

binart mamacosesola

binart mamacosesola

Ya veis que esto del ganchillo tiene muchas posibilidades, probadlo porque es terapia pura de desconexión!

Nos vemos la semana que viene aquí mismo. Un beso!

eLISA

Una boda con diseño propio

Hoy recupero el tema de mi boda para mostraros otra de mis cabezonerías a la hora de llevar el Handmade al máximo. Se trata de todo lo que tiene que ver con la PAPELERÍA y el diseño en una boda de menús, sittings, protocolo, cajas contenedoras, bolsas de arroz, etiquetas de recuerdos y más que estais a punto de ver. Empecé por las invitaciones, que podeis ver AQUÍ, y desde esa no paré hasta diseñar las mismas chapas que acabaron adornando cuellos y solapas de mis invitados.

Vamos por orden. Lo primero que realicé fue la decoración de unas CAJAS kraft que llamaron mi atención nada más encontrarlas en una conocida tienda sueca. Tras verlas, me dije: No sé pa qué, pero las utilizaré seguro! Y así fue, nada más alejado de su función. Mediante el diseño e impresión sobre papel de pegatina, cubrí las cajas en frente y lateral para destinarlas a contener los sobres de arroz y pétalos.

  caja de arroz y petalos mamacosesola 3

caja de arroz y petalos mamacosesola

Los sobres de arroz y pétalos, también en kraft, iban adornados con cordón de yute y blonda blanca con forma de corazón. A su vez sellé los sobres con el estampado de una pareja en bicicleta. Monísimos de la muerte quedaron, pero a mi pesar, ni tengo fotos, ni una muestra rescatada después del pisoteo. Sólo os puedo dejar una fotografía en la que los invitados están disfrutando de lo lindo sobre nuestras cabezas 😉

L&L_0677

Decir que estas cajas también se utilizaron para los baños de invitad@s, conteniendo todo lo necesario en caso de urgencia higiénica, ya sabeis…

caja de baños mamacosesola

En el caso de las MESAS tuve que buscar espacio, ya que el metre, tras supervisar la colocación de cada detalle, flipó de lo lindo con toda la parafernalia que se me ocurrió poner. Os enumero: menú sobre plato, detalle de invitados delante de cada cubierto con su etiqueta para chico-chica, mensaje Instagram (otro día os lo explico) sujeto a una copa con minipinza… sin contar el conjunto floral y el marco con foto que acompañaba en cada mesa. Un circo vamos! Lo más importante: que no pasó desapercibido y gustó mucho, mucho, mucho. La prueba: que se llevaron “de recuerdo” hasta los número kraft sobre cada centro!

binart mamacosesola

En la mesa de los novios, a parte de todo lo anterior, me inicié en el mundo del decoupage con las letras de nuestros nombres. Eran blancas, de madera, muy sosonas para una boda tan alegre, no creeis?  binart mamacosesola 1

binart mamacosesola 2   binart mamacosesola 3   binart mamacosesola 4

También se me ocurrió sorprender con un PROTOCOLO para la distribución de los invitados acorde con el resto. Me hice con un perchero que forré de lino y al que até unas cuerdas para disponer muestras de alfombras naturales (sí, una amiga que tengo que siempre piensa que le puedo dar utilidad a cualquier cosa). Sobre ellas diseñé e imprimí unas cuartillas con la composición de cada mesa. Nadie se equivocó, que es lo importante.

protocolo mamacosesola

Y ya voy acabando, aunque este detalle sería lo primero que os encontraríais si asistieseis. Se trata de un espacio para el libro de FIRMAS. En un mueble escritorio coloqué un libro-álbum que monté la noche anterior. Sí señores, estoy loca de remate, ya lo sé. En él, aparte de fotografías de nuestra sesión preboda con los niños, me explayé de lo lindo con mis wasi tape, mis troqueladoras, mi autoadhesivo y mis sellitos de silicona con tintas de colores. Fue genial y desestresa eh! Dejé bolígrafos de los colores de la boda en los cajones, que no fuese ese el problema… y como premio… unos tarros de cristal con chapas-mensaje que fueron lo más de lo más! Mi premio fue el recuerdo del libro lleno de palabras escritas con sentimientos a flor de piel.

binart mamacosesola 5

binart mamacosesola 6

Como veis todos nosotros somos autosuficientes en muchas cosas, el problema es que no lo intentamos. Yo no quiero quitarle el trabajo a nadie, que conste, pero sí animar a muchos de vosotros que alguna vez se les pasó por la mente hacer algo parecido.

Disfrutad del fin! Yo lo haré en la nieve, yuppppppiiiiii!

eLISA