Top topo

Quien diga que en verano no se teje… está muy equivocado. Si cabe y en mi caso yo tejo más porque tengo más momentos compatibles: llámense parque, plaza, piscina o sobremesas eternas. Mi bolsa con madejas, ganchillo, tijeras y clips es todo lo que necesito para eternizarme sentada y sin moverme del sitio. Y como este año las prendas de baño a crochet son más que tendencia me lo han puesto a huev… En poco más de 3 horas pude ganchillar esta prenda para Olivia, siempre con ella a mano para improvisar medidas y contornos y ajustar este TOP.


Después de publicarlo en mi cuenta de Instagram, he recibido varios mensajes pidiendo información, así que aquí os dejo varias INDICACIONES para poder tejer este #toptopo. Decir que se trata de una adaptación para niña de un patrón de biquini de pago para mujer, realizada por mi amiga Marta 🙂

Materiales:

-Aguja de ganchillo nº 3,5mm

-2 ovillos de Drops Love you 6

-Aguja lanera

TRIÁNGULOS (2) Se tejen en hileras, dando la vuelta a la labor.

v1. 35cad.

v2. 1cad, 34pb

v3. 1cad, 33pb

v4. 1cad, 32pb

v5. 1pe, 1cad, 30pb, saltar 1pb

v6. 1cad, 29pb, saltar 1pb

v7. 1pe, 1cad, 27pb, saltar 1pb

v8. 1cad, 26pb

v9. 1pe, 1cad, 24pb, saltar 1pb

v10. 1cad, 23pb, saltar 1pb

v11. 1pe, 1cad, 21pb

v12. 1cad, 20pb, saltar 1pb

v13. 1pe, 1cad, 18pb

v14. 1cad, 17pb

v15. 1pe, 1cad, 15pb

v16. 1cad, 14pb

v17. 1pe, 1cad, 12pb, saltar 1pb

v18. 1cad, 11pb

v19. 1pe, 1cad, 9pb

v20. 1cad, 8pb

v21. 1pe, 1cad, 6pb

v22. 1cad, 5pb

v23. 1cad, 4pb

v24. 1pe, 1 cad, 2pb

v25. 1cad, 2pb

Rematamos. Tejemos 1 triángulo más.

Antes de comenzar el cuerpo, debemos rematar los triángulos a excepción de la base. Por los márgenes externos realizamos puntos bajos, mientras que por los margenes internos usaremos los pequeños ojales dejados en el perfil. Así, realizamos 5pa en un hueco, y en el siguiente 1pb. Obtendremos en cada márgen 6 ondas. En el pico superior acabaremos con 3cad y 1pb en el mismo punto para formar el ojal de las tiras.

CUERPO

Sobreponemos los dos triángulos a una distancia de 15 puntos de la base (la unión central de las dos copas debe unir 15 puntos de uno y otro triángulo. La unión la haremos mediante puntos bajos y seguiremos tejiendo por el perfil de la base de uno de los triángulos. A continuación y siguiendo el perfil del contorno del pecho, realizaremos una tira de cadenetas que enlazarán con el extremo del otro triángulo para finalizar el contorno del pecho en la unión inicial de los triángulos.

A partir de aquí realizaremos filas de pa y pb alternadas hasta consiguir el largo deseado.

El remate del cuerpo se realizará con una penúltima fila: *pb, 2cad, saltar 1pa, 1pb* repetir hasta el final. Y una última fila: *5pa en el espacio de 2cad, 1pb en el siguiente espacio de 2cad* repetir hasta el final.

TIRAS (2) 150cad (cada tirante está formado por una doble cadeneta).

A modo de “camuflaje” he colocado unos adornos plateados en los principios y finales de cada vuelta, para que no se notase tanto la diferencia de trama. Además para Olivia, cualquier adorno nunca es suficiente, antes muerta que sencilla 😉

Espero que os guste y os animeis a tejerlo!

eLISA

Vestido de flores tapiz

Así he decidido titular la última costura para mi, porque la TELA protagonista me recuerda a una loneta gruesa de flores que decoró los sofás de mis padres durante muchos años. A la vista parece eso, una textura gruesa, en relieve y áspera. Pero cuando la tuve en mis manos fue una sorpresa. Todo lo contrario: fina, con caída y aterciopelada. La compré en mi último viaje a Palma (me traigo telas como quien trae souvenirs) y no podía esperar a coser con ella. Y la oportunidad vino con este libro:

Como bien dice su título, todas las prendas incluidas se muestran en color negro, pero es obvio que las posibilidades a partir de ahí son las que cada uno quiera. A mi el negro no me hace tilín, así que interpretaré los modelos escapando de este color. Este libro es especial porque desde la editorial Gustavo Gili abrieron una sección DIY en la que por primera vez encontramos publicaciones de patronaje japonés en ESPAÑOL. En concreto esta, se encontraba en mi lista de deseos (en inglés, claro), así que cuando la editorial se puso en contacto conmigo para ofrecerme una nueva publicación no lo dudé. Hay 26 modelos en total, diseñados por Sato Watanabe, entre los que se encuentran blusas, vestidos, chalecos, abrigos, blazers, faldas… adaptables a todas las estaciones.

Dispone también de una INTRODUCCIÓN de herramientas de costura, las medidas por talla, cómo sacar los patrones de papel, así como un glosario de los símbolos utilizados en los patrones. La tabla de medidas que presenta se refiere a la prenda acabada, va de la XS a la L, y se divide en 3 dependiendo del ajuste de la prenda: suelta, normal y ajustada. Por lo que las dimensiones finales son diferentes, dependiendo de las características de cada prenda.

Los pasos de COSTURA son muy básicos, esquemáticos y numerados. Si habeis ya trabajado con otras publicaciones similares sabreis de lo que hablo. Si no, os aseguro que una vez que probeis estas indicaciones entendereis perfectamente como seguir la costura de todos los patrones japoneses. Están acompañadas de unos gráficos muy claros e ilustrativos que nos dan la información suficiente para poder llevar la costura a buen término.

El patrón elegido para estrenar este maravilloso libro, porque me costó elegir, es el VESTIDO señalado con la letra P (de ponible? de práctico?) Es muy sencillo en estructura pero tenía un cuello que me gustaba mucho, además acababa con un escote en pico (mi preferido) y esas puntillas en sisas y bajo me parecieron perfectas para utilizar con mi tela. Decidido! Así que copiados lo patrones y cortada la tela, su costura fue muy fácil. Me encantan los patrones japoneses, sin complicaciones, con un final siempre feliz y que nunca defraudan, sobretodo en comodidad 🙂

Ya no hay excusa, teneis que probarlos!

eLISA

Y si vuelvo con un tutorial?

A ver qué pienso… A ver qué se me ocurre que no suene a excusa barata.. A ver como JUSTIFICO lo que no cumplí en el pasado post… Y si os ofrezco un tutorial? Cuela? Y si además os dejo un patrón descargable por la cara? A que así no me tendréis en cuenta estos meses desaparecida en el blog?

Pues venga, que ya estamos a las puertas de las vacaciones, mis TALLERES han disminuido considerablemente y me estoy planteando nuevos retos a nivel 2.0 🙂 Hasta me he venido arriba y estoy pensando en dejar de lado mi vergüenza de verme y oírme en vídeo para comenzar a preparar mi canal Youtube 😮

Pero hasta que eso suceda (si sucede), sigo con mis explicaciones a la antigua usanza, como la que os presento: galería fotográfica de una costura con sus paso a paso; en este caso una funda de silla de comedor. Os sonará seguro, porque se trata de la archifamosa HENRIKSDAL de #ikea. Quién no tiene una por casa? o cuatro? o sabe de alguien que la tenga?

Llevo ya tiempo pensando en REDECORAR mi casa. He comenzado por la habitación de los niños, que ya esas camitas parecían de juguete para ellos y su habitación pedía a gritos una evolución. El reto resultó satisfactorio, así que el siguiente paso fue el salón. Mi casa le debe mucho a la marca sueca de muebles, si no es por ella, en plena mudanza y con Olivia en camino, podía estar esperando a amueblar el piso unos cuantos años. Además, mi conciencia cuando mis hijos derramaban todo tipo de líquidos por mesas y sofás podía descansar tranquila. Sabía que eso era provisional y sólo cuestión de tiempo que acabase haciendo cambios.

Los niños ya empiezan a ser conscientes de cuidar sus cosas y las de los demás, ya tienen sus tareas y aunque no dejan de ensuciar como es normal, yo ya consigo ver la casa de otra manera. Así que con el proyecto en mente comencé por reutilizar las sillas de comedor y cambiarles las FUNDAS. Y en una excursión de chicas a Portugal encontré las telas coordinadas perfectas, y cuando digo perfectas… es que eran perfectas!

Demontadas las fundas originales fue muy fácil fusilar el patrón. Con un papel apropiado fui marcando contornos y haciéndome con las 6 piezas de las que consta. Lo siguiente fue recortar las piezas de cada silla en las telas y comenzar a coser.

Si te animas, a continuación tienes el TUTORIAL para conseguir la funda Henriksdal 😉

Unir la pieza borde frontal a las piezas de los bordes laterales y sobrehilar o remallar los márgenes de costura juntos. Planchar.

Unir la base de la silla a los bordes por sus márgenes superiores.

Sobrehilar o remallar los márgenes juntos. Planchar.

Realizar un pespunte por el derecho a menos de 0,5 cm del lado superior de los bordes.

Preparar la pieza interior de una tela de algodón común (no va a estar visible) y sobrehilar o remallar por los cuatro lados.

Coser el velcro a uno de los lados largos de la pieza interior.

Unir los dos respaldos por todo su contorno.

Sobrehilar o remallar los márgenes de costura juntos. Planchar.

Realizar un pespunte por todo el contorno de la unión del respaldo por el borde de la pieza del respaldo trasero.

Colocar la pieza interior centrada al margen abierto de la base del asiento.

Con la pieza interior fijada, unir el respaldo delantero a la base del asiento, cosiendo las tres telas a la vez.

En este paso se unirá el perfil de los bordes-base-bordes. Sobrehilar o remallar los márgenes juntos. Planchar.

Sobrehilar o remallar todo el margen inferior de los bordes de forma continua (incluyendo las curvas correspondientes a cada pata).

Coser el velcro en la parte inferior de los cuatro bordes de la funda.

Para finalizar, hacer un dobladillo de 0,5 cm hacia adentro en los arcos correspondientes a cada pata para dejar rematada la tela que quedará a la vista.

Os recomiendo que si teneis varias sillas hagais primero la funda de una, y las demás a posteriori y en cadena, para aseguraros que os queda claro el proceso de costura.

Aunque es muy fácil de sacar las piezas de la funda, os dejo el PATRÓN en formato Pdf descargable a continuación:

PATRONES SILLA HENRIKSDAL

Sólo me queda por listaros los MATERIALES (por silla):

1 metro de tela loneta fina o algodón grueso de 1,50 metros de ancho

2 metros de velcro del lado suave (la parte que no pica). Yo usé el de coser, pero puedes probar con el de pegar (si tu funda no se lava a menudo).

1 retal de tela de algodón común (no se va a ver) de 13 x 32cm

Me encantaría ver vuestras creaciones, y si las compartís en redes o en vuestros blogs sería genial que adjuntaseis el hashtag #sillahenriksdalmamacosesola, así le seguiré la pista.

Mis sillas ya están luciendo en mi comedor. Hemos elegido cada uno nuestra tela favorita, y esa es nuestra silla, para lo bueno o para lo malo (el que la ensucie ya sabe como desenfundar y poner a lavar) 🙂

Estoy encantada de estar de vuelta!

eLISA

Vestido con gasa

A principios de verano estuve centrada en unos encargos para dos vestidos de INVITADA de boda, muy especiales, muy diferentes y con complicación extra. Hoy os presento el primero, donde el protagonista indiscutible es un tejido de gasa roja, por mucho que os llame la atención el estampado que lo acompaña.

1-to-mamacosesola

Se trata de un cuerpo con división a media sisa. En la parte superior el canesú de gasa roja en delantero y espalda y en la parte inferior un TEJIDO muy similar al mikado. Su rigidez, su cuerpo y su brillo son perfectos para cualquier prenda de ceremonia o celebración. Y en este caso, ese fondo aguamar con grandes estampados de flores mezcladas entre líneas y color, son un acierto seguro para que la invitada no pase desapercibida 😉

3-to-mamacosesola 2-to-mamacosesola 6-to-mamacosesola

Se eligió el rojo porque se buscaba un contraste con el aguamar y combinaba perfectamente con las tonalidades del estampado. El hecho de usar una GASA fue una opción arriesgada, porque se unían dos dificultades. En primer lugar la confección de un canesú forrado con el mismo tejido, por lo tanto conscientemente sabía que la costura se iba a transparentar y con ella todos los posibles defectos de tensión y enganche. En segundo lugar, debía formar una buena unión con la tela estampada, cuyas características son totalmente opuestas a la gasa.

Sobra decir que todos los márgenes de costura debieron entretelarse con una tira de fliselina perfectamente recortada en sisas, escote y margen de cremallera. Como dije antes, el forro del cuerpo es también de gasa, y debía cubrir la parte inferior (se ve en la siguiente foto cómo sobresale en la sisa y forma una línea de contorno roja).

El corte del cuerpo, casi palabra de honor, está formado por siete piezas (cuatro en la espalda y tres en el delantero formando dos pinzas desde la cintura al pecho muy originales). Es un patrón perfecto para un cuerpo ceñido y ajustado a la cintura, queda muy elegante. Os lo muestro en detalle:

5-to-mamacosesola 4-to-mamacosesola

Respecto a la FALDA, decidí dejar liso el contorno que corresponde a la pieza central del cuerpo y tablear el resto hasta el centro de la espalda. Para añadir volumen creé una falda globo uniendo el bajo al forro interior del vestido. Así conseguí un vuelo distinto, manteniendo un bajo desigual siempre por la rigidez de la tela. Me pareció más original y le daba un toque desenfadado al corte del vestido.

7-to-mamacosesola 10-to-mamacosesola 9-to-mamacosesola

Nos sobró tela, así que nos aventuramos con una CARTERA de mano, de base rectangular y cierre plano con cremallera metálica. Combinado en negro y con la bomber de encaje que acompañaba al conjunto conseguimos un toque de lo más informal y a la última.

11-to-mamacosesola 12-to-mamacosesola

A Mónica ya la conoceis, porque no es la primera vez que coso para ella. Ha confiado en mi desde el principio, y desde el minuto 1 que escoge vestido hasta el minuto 2 que lo estrena. Quiero darle las GRACIAS por ayudarme a compartir mis creaciones y mostrarlas tan bien, siempre con una sonrisa y del mejor humor posible. Sin su aportación estoy segura que las prendas no se verían ni la mitad de bien que se muestran. Gracias compi!

Y cómo no, a nuestro escenario preferido: QUINTA DE SAN AMARO, y a sus propietarios: Nacho y Julio, por dejarme usar cada uno de sus rincones, que son bonitos a más no poder. Volveremos!

Y hasta aquí la primera parte. En una semana más…

eLISA