A mi me va mucho la siguiente frase: “aprendiz de mucho, maestro de nada”. Ya sé que no es muy positivo definirme así, pero es que viene precedido por el #culoveoculoquiero y el #esotengoqueprobarlo … y es que a mi me gusta EXPERIMENTAR con labores nuevas. Y si hay lanas de por medio ni te digo!

No podía más con tanta foto bonita de tejidos en telares domésticos, telares como de juguete, de madera natural, con lanas e hilos de múltiples texturas y colores taaaaaaaaan bien combinados! Se me iba la vista y no quería perderme practicar 🙂 Fue de esa manera cómo decidí poner un telar en mi vida. Que conste que el empujoncito me lo ha dado una TIENDA increíble de manualidades: CREAVEA

Recorriendo su web se te ponen los dientes largos… porque tienen de todo, y cuando digo de todo, es de todo. Y fue así como encontré el telar que buscaba y que sólo veía en tiendas online extranjeras en las que los portes a veces superaban el precio del producto y que hacía que dejase esta compra para una ocasión especial. Pero esta era mi oportunidad, así que no me lo pensé para hacerme con mi primer TELAR. Podeis echarle un vistazo AQUÍ.

Por si no quedase claro, os aseguro que no he tenido contacto con telares de este tipo nunca, por eso antes de tocarlo me dediqué a investigar por internet. Entre todo lo leído, y ha sido mucho y muy variado, me quedo con esta WEB: THE WEAVING LOOM. Está en inglés pero google os lo pone fácil y podreis seguir perfectamente sus tutoriales del proceso y las técnicas. Está muy bien estructurada y es super didáctica. Además os ofrece de forma gratuita un primer patrón para principiantes. Me encantó!

…Y un LIBRO: EN EL TELAR, de Maryanne Moodie, artista textil y profesora de telar. Se ha traducido al español hace nada, vaya coincidencia! Aquí encontrareis toda la información y los consejos básicos sobre materiales, herramientas y tipos de punto. Además teneis 24 propuestas sobre múltiples formatos y soportes. Es un libro muy completo!

Pues bien, con este material y más, me dispuse a iniciarme en el telar. Como persona totalmente ignorante en el tema, he decidido presentaros por fases, las imágenes de todo el proceso hasta el acabado final. Insisto, es una idea general desde mi perspectiva de PRINCIPIANTE.

PREPARACIÓN

Partes del telar y piezas que vienen con el kit de CreaVea

Para los hilos de la urdimbre utilicé algodón egipcio número 5 en color crudo. Mientras que para el diseño de la trama opté por diferentes restos de lanas de texturas muy distintas

El montaje de la urdimbre en el telar lo fui copiando de la que traía montada el telar al abrirlo. Es un montaje muy sencillo y que podreis sacar sin ningún problema siguiendo la imagen. Además el diseño de los plegadores y del Lizo lo facilitan mucho.

Para tensar la urdimbre es necesario aflojar un pelín las tuercas del plegador trasero y girarlo hacia fuera del telar

Comprobareis la tensión sin problema

Es muy importante elegir una paleta de colores interesante para disfrutar de un resultado bonito. En las redes podreis encontrar múltiples ejemplos. Hay verdaderas maravillas!

 TEJIDO

Tras ovillar la lana en la lanzadera, entrelazamos el comienzo de la lana entre la urdimbre a mano

Y peinamos

Para realizar la primera pasada con la lanzadera completa debemos girar el Lizo para levantar los hilos de la urdimbre que hasta ahora estaban en la zona inferior, para pasarlos a la superior

Pasamos la lanzadera

Y la volvemos a pasar tras girar de nuevo el Lizo. Es importante no tensar la lana ya que el ancho de los hilos de la urdimbre se estrecharía y el telar no tendría el tamaño inicial

A continuación arrastramos el Lizo hacia nosotros para colocar las primeras pasadas de lana al inicio de la labor

Y así hasta tener el tamaño deseado de tejido. Siempre girando el Lizo para cambiar el hilo de la urdimbre antes de cada pasada

El final de la hebra lo entrepasamos y peinamos

Para realizar ese tipo de decoración que parecen melenas 😉 debemos cortar hebras iguales. Yo lo hice usando la lanzadera y cortando por un extremo y por el otro

Se usan dos hebras de lana y se anudan a dos hilos de urdimbre tal como veis en la secuencia de fotos

En mi caso he decidido anudar 3/4 partes del ancho del telar, montando las hebras dobles en tres filas (es decir, en cada par de undimbre hay 3 hebras dobles anudadas)

El kit del telar trae dos lanzaderas, por lo que podeis realizar a la vez combinaciones de colores y texturas alternando las pasadas

Lo siguiente ya fue ir experimentando con la paleta de lanas escogidas. Siembre decidiendo de antemano cómo combinar colores, texturas y volúmenes

DESMONTAJE

Una vez acabada la labor, soltar el tejido del telar es muy sencillo. Basta comenzar a girar uno de los plegadores hacia el interior para que los hilos de la urdimbre se desprendan

Una vez suelta la urdimbre de un Plegador, haremos lo mismo con el otro

A continuación debemos anudar el hilo de urdimbre doble, tal como fue su colocación en el telar, en ambos extremos

Para finalizar, sólo nos queda esconder los extremos de hilo entre el tejido para dejar una cara trasera limpia y bien acabada

Necesitareis una ramita chula para colgar el telar y buscar el rincón de la casa apropiado

Como veis el resultado es sorprendente, por lo menos para mi. Siendo autodidacta, pienso que con unas buenas lecturas y la consulta pausada de tutoriales, podreis conseguir verdaderas obras de arte.

Yo ya estoy diseñando el siguiente, porque esto engancha señores!

Te animas?

eLISA

PARA QUE NO TE PIERDAS NADA

PARA QUE NO TE PIERDAS NADA

Añade tu CORREO electrónico para recibir las últimas NOTICIAS y actualizaciones de MAMACOSESOLA

Gracias! Consulta tu correo para confirmar la suscripción

A %d blogueros les gusta esto: