Costura a mano

Ya no me acordaba de lo que supone el nuevo HORARIO de verano, y eso que todos los años es lo mismo. Sin embargo, yo sigo apuntándome a saraos y después me subo por las paredes para publicar una entrada entre comida y salida, entre volver de la playa y colocar todo en su sitio y cenar, mientras se duchan o aprovechando una peli entretenida en la que no se oye ni mú.

Y lo peor no es eso, lo peor es que no puedo COSER. Ya os comenté alguna vez que mi cuartel de costura está en el trastero (suena fatal, voy a tener que llamarle de otra forma). En el bajocubierta-ático-buhardilla de mi edificio, venga! que parece que me ilumino con antorchas y no, tengo una ventana la mar de luminosa. Pues eso, que todo lo tengo 3 pisos más arriba, y no es plan de bajar todos los trastos al salón para una hora de costura, así que, estoy sin coser. Poco o nada, lo imprescindible, o si es poca cosa, me animo a coser a mano.

No me gusta hacer arreglos, o finalizar costura de prendas a mano, pero sí soy fan de usar la aguja en proyectos a mano desde el inicio. He hecho ropita para muñecas, alfileteros, fundas de libros y otras labores similares sentadita en el sofá a un ritmo que no aceptaría delante de una máquina de coser. Estamos hablando de otro tipo de COSTURA. Y así se presenta en la última publicación de la editorial Gustavo Gili: Las bases de la costura. Costura a mano.

La AUTORA de este libro es Emiko Takahashi, una profesional de la costura a mano, con club y todo! Desde Tokio difunde la confección de modo manual y ofrece información práctica a todos los interesados. Si te gustan los libros de costura y patrones japoneses, este será uno más para completar tu colección.

Su ESTRUCTURA está muy definida y puede valerte si tu nivel es básico o principiante, ya que nada más pasar página encontrarás un dossier adjunto a la publicación con una guía inicial. Tipos de puntadas, costuras, uniones y aplicaciones de elementos como puede ser un bies o un elástico. Ya el propio libro presenta cuatro apartados bien diferenciados:

1- Tejidos, materiales, patrones y primeras nociones. Costuras básicas.

2- Costuras para niños y adultos.

3- Costuras de accesorios y complementos.

4-Costuras para bebés.

 

Al final del libro encontrarás adjuntos los PATRONES en papel de todas las prendas y accesorios con tallajes adultos que van de la S a la XL. Se presentan muy claritos y con las instrucciones paso a paso y esos gráficos japoneses que no dejan lugar a dudas… es pan comido!

Sobra decir que son labores que puedes abordar en una tarde, y que con cierta dedicación no encontrarás nada realmente complejo. Simplemente hay que tomárselo como un pasatiempo sin prisa y DISFRUTAR de la costura como lo hacíamos cuando éramos más pequeñas, por lo menos yo, con mis retalitos varios.

En mi caso me aventuré a realizar una labor por duplicado. Cosí, a excepción de la cremallera (lo siento, mi relax no da para tanto), dos estuches, más bien NECESER para mis niños. Se van de campamento en unos días y me acordé de una tira de tela (no más de 15cm) que ellos mismos eligieron. Hice unas cuantas costuras y conseguí dos rectángulos de tamaño perfecto para usar para fuera. Por dentro una guata y un detallito de fieltro al final de la cremallera. Es verdad que la costura a mano queda más abierta, pero eso no significa que no tenga la resistencia de la costura a máquina. Yo personalmente no he visto diferencia en el resultado, si bien se trata de unos accesorios donde las costuras quedan ocultas… pero pienso que no distinguiría el haber usado la máquina de coser.

 

Os animáis a volver al pasado? Echadle un vistazo al libro, podeis verlo AQUÍ, y me contais qué os parece.

Sólo necesitais aguja, hilo, tela y a coser!

eLISA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *