Entre calceta y costura

Estreno la nueva imagen de la web con un post muy veraniego. Desde hace algunos años se me da por mezclar tejido y costura en una misma prenda, y siempre para Olivia. Y este año, en el que la calceta ha ganado por goleada, no me pude resistir a utilizar el patrón Satawal de Knit Cafe Midori.

La clienta quería un vestido largo, muy largo y con vuelo. Quién no con 8 años? Bueno, mi hija sí. Así que opté por recuperar un retal de hace dos años en las compras de la ya tradicional #quedadacostureraenvigo . Se trata de un lino de trama irregular en varios tonos crudos con lunares de rojo carmín bordados.

El canesú sería tejido y a la vez que calceté el jersey de manga corta para mi, me gustó tanto el dibujo del calado del escote que no me lo pensé para usarlo como parte superior del vestido. Con menos de dos ovillo de Cotton Light de la marca Drops conseguí tejer una talla adaptada a las medidas de la peque.

Hasta aquí mi última labor. Como siempre la pereza por publicar en el blog gana, es bastante más trabajoso y menos inmediato que las redes. Pero sigo pensando que lo que permanece por aquí tiene mucho más valor.

Aquí dejo mi propósito. Feliz verano!

eLISA

2 replies on “ Entre calceta y costura ”
  1. Me encanta la nueva imagen, simple, clara, intuitiva. Felicidades.
    Y el vestido te quedó justo como te lo pidió, largo, con vuelo, con dos capas, ideal para ella. Solo hay que ver la cara de felicidad que tiene en las fotos.
    Ahora que tienes el modelado de la niña terminado ya no hay excusas, tienes que acabar tu Satawal que iba de maravilla.

    Bicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *