Experimentando con blusas

Como historiadora del arte estoy reconociendo en la costura una EVOLUCIÓN que muchas veces se produce en artistas plásticos. Siempre existe un inicio en la práctica de la pintura, escultura o grabado donde las representaciones siguen los pasos académicos, la normativa clásica y el no salirse de las formas aceptadas. Cuando el dominio de materiales y técnicas es un hecho, la valentía y el riesgo aparecen y no se puede evitar probar todo lo que se nos presente por delante. Como última etapa, o por lo menos con la que yo ya me siento identificada, es con la de eliminar cualquier artificio en la creación y quedarse solamente con la esencia. En costura… fuera lazos, fuera puntillas, fuera piezas accesorias, fuera estructuras complicadas.

PORTADA  BLUSAS

Y aquí me encontré, tras descubrir que el armario de Olivia pedía BLUSAS a gritos. Elaboré un patrón base de esa prenda que pudiese variar consiguiendo tres modelos totalmente distintos. ¿Qué tienen en común? Un cuerpo recto, sensiblemente abierto hacia los costados; mangas a diferente altura; y el cierre abotonado en espalda. Lo demás… modificable.

UNA. Con los restos del retal usado para del forro de la CHAQUETA BEETLE confeccioné la prenda más simple. Una blusa blanca es siempre necesaria en un armario, aunque sea infantil. En este caso va desprovista de cuello y con una manga hasta el codo (los restos no daban para más). Con unos pequeños retales confeccioné tres rectángulos de diferente largo para el escote y las mangas. Un fruncido central es lo que los une a la blusa.

BLANCA 1_by mamacosesola BLANCA 2_by mamacosesola BLANCA 3_by mamacosesola BLANCA 5_by mamacosesola BLANCA 6_by mamacosesola BLANCA 4_by mamacosesola

DOS. Tras confirmar el encaje perfecto de la primera blusa me animé a añadir piezas. La manga se quedó a la altura del codo, ya que la excasez de tela estaba presente. El VESTIDO DE PLUMETI ESTAMPADO necesitó mucha tela, aunque siempre presuma de aprovecharla al máximo, por lo que me las tuve que arreglar con la sobrante. En esta ocasión seguí el mismo proceso que en la prenda uno, pero sobre los cantos de las mangas y el escote añadí una tira fruncida que alargaba la manga y creaba un cuello alto. Muy romántico, muy dulce, muy especial.

FLORES 1_by mamacosesola FLORES 3_by mamacosesola FLORES 4_by mamacosesola FLORES 5_by mamacosesola FLORES 2_by mamacosesola FLORES 6_by mamacosesola

TRES. Y por último, rescaté los últimos recortes de una tela que dio mucho que hablar, y que sin querer gustó muchísimo. Su función fue servir de forro de este ABRIGO ROJO, y para no dejarla oculta por siempre jamás, la usé para la última blusa. Aquí la opción de manga se alargó hasta el antebrazo. También tuve más tela que en las anteriores para diseñar un cuello, que tras la colocación para su costura, probé a darle la vuelta. Es decir, si la abertura era en la espalda, un cuello bebé abierto hacia atrás quedaría bien. Lo que no sabía era lo estupendo que se veía en el delantero. Me encantó! Y para resaltar este nuevo elemento le añadí una tira de borlas fucsia en el borde del cuello y mangas.

PELÍCANOS 6_by mamacosesola PELÍCANOS 3_by mamacosesola    PELÍCANOS 4_by mamacosesola PELÍCANOS 2_by mamacosesola PELÍCANOS 1_by mamacosesola PELÍCANOS 5_by mamacosesola

Deciros que estas tres blusas se cosieron en un día, elaboración de patrón incluido. Su costura no es para nada complicada. Ya sé que algunas le teneis mucho miedo a las mangas y suele ser la asignatura pendiente, pero tened en cuenta que una blusa no es un vestido, no va forrado, no tiene grosor y para nada se hace trabajoso.

Qué os parece? Os faltan blusas a vosotras también?

eLISA

16 replies on “ Experimentando con blusas ”
  1. Monísimas!!! El armario de mi rubia también pide a gritos unas cuantas blusitas, sobretodo ahora que viene la primavera, y creo que es de las prendas que antes se les queda pequeñas, porque aunque puedan alargarse las mangas con volantitos o añadiendo tela, las sisas y el ancho del pecho, salvo que se haga smock o similar enseguida se queda más justo. Me voy a poner manos a la obra. Una pregunta, ¿este patrón te lo inventaste? Cogiendo medidas a la niña?

    Por cierto, me ha hecho mucha ilusión encontrarte. Hay muchos blogs de costura por ahí que aunque son muy útiles no son de mi estilo y el tuyo sí lo es. Dale un vistazo al mío a ver qué te parece (te advierto que soy autodidacta y muy poco profesional, y plagado de defectos explicativos, pero sólo quiero animar a la gente que no sabe coser a iniciarse en este apasionante mundo). Saludos!!

    1. Encantada de recibirte aquí y de que te guste mi web! He visto tu espacio y me encanta! Tienes una fotografía preciosa y aunque no me he parado en los post, tienen muy buena pinta.
      Respecto a los patrones de las blusas, son de diseño propio. Y sí, son una prenda imprescindible en cualquier armario de niña. Besos!

  2. Hola felices fiestas, y que bonitas te quedarón ,estan de revista y ni que decir de la modelo. Espero inspirarme y hacer alguna para mi nena y por lo de la manga corta esta mejor porque siempre le estorban las mangas largas. Necesito hacer un regalo y la blusa blanca es perfecta para ello gracias por compartir tus creaciones estan muy hermosas y de buen gusto felicidades.

    1. Muchísimas gracias Lucía! Yo en invierno tiro más por la manga larga, pero reconozco que la corta les es más cómoda, y bajo chaqueta ni se enteran. No te olvides de contarme qué tal te quedó ese regalo! Besos

    1. Es un patrón base de cuerpo infantil. Lo puedes sacar de cualquier vestido trapecio que encuentras en mi Catálogo de Patrones. Espero editar pronto una blusa tipo. Besos y felices fiestas!

  3. Este año a mi también me ha pasado que mis hijas demandan mas blusas y shorts que vestidos. Me encanta ver las prendas diferentes que salen de un patrón básico… pero con esas telas, esas manos y esa modelo… Me han encantado las tres!
    Que pases unos dias muy felices.
    besos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *