La arruga es bella

Así lo dijo Adolfo Domínguez, y así me lo imagino cuando coso un tejido que me chifla: el LINO. Y cuando las chicas de Handbox decidieron invitarme al último reto Pasarela Virtual de Verano 18, para coser una prenda con las telas de temporada de Ribes & Casals, sólo pensaba en esta tela.

Y la encontré. Además tienen variedad de colores, con opciones lisas o a rayas en diferentes versiones. Yo escogí el color verde militar o CAQUI, que podeis encontrar AQUÍ. En su descripción me leyeron el pensamiento: Tela de lino natural verde militar, color perfecto para vestidos de verano. El lino es una tela de gran calidad, fluida y fina, ideal para confeccionar prendas frescas de verano. Esta era mi opción!

La segunda parte fue elegir el PATRÓN, que yo ya tenía más que elegido, aunque con algunas dudas respecto al tipo de material a utilizar. Contaros que a mi me encantan los vestidos flojos y largos hasta los tobillos para bajar a la playa. Me encuentro super cómoda. Además, si después de la bajada del sol se te alarga la tarde con amigos o familia en alguna terracilla, pues sigues perfecta para acabar el día sin tener medio cuerpo al aire. Así que fue ver el mod. 115 de la revista Burda de mayo 2017 y me pareció perfecto. Los “peros” fueron varios:

UNO. Este vestido tira de tela que no veas. Tranquilamente me pedía 2,20 metros de género. Solución: apretando un poco, gracias a que soy bajita, seguro que con 2 metros apañaba. Y además me adaptaba a una de las condiciones del desafío, no gastar más de 30€.

DOS. En la revista se indica claramente que el tejido usado debería ser siempre elástico. Solución: arriesgando mucho decidí que el forro interior correspondiente a la pieza de la espalda lo haría con un resto de punto elástico negro fino.

 

A la hora de COSER y a pesar de tener poco tiempo, mi idea iba tomando forma y me parecía cada vez que probaba, más original. Porque el vestido en sí es ya original. Por delante, modificación de escote incluída (porque sabeis que a mi me va meterle pico a todo), y por detrás un montaje que necesita de cierta paciencia y atención. Si veis las fotos, la parte superior de la espalda cae a modo de capa que conecta ya en la cadera con el resto de la caída del vestido. Bajo esa capa quedan recortadas unas sisas muy pronunciadas hacia el centro, a modo de bañador de piscina. Me pareció muy cómodo y a la vez diferente. Si lo complementas con un cinturón, bisutería y tacones, es una elección excelente para ir a cenar una noche de verano. Qué te parece?

Pues aquí teneis mi propuesta para otro de los Desafíos Handbox hecho con las telas verano de Ribes & Casals y pertenece a la nueva Colección. Muchos otros bloggers están participando, así que acceder a la Comunidad Handbox para poder ver sus propuestas.

Seguís pensando que la arruga es bella?

eLISA

6 replies on “ La arruga es bella ”
    1. Mil gracias! Es que me gustaba mucho este patrón, y sabes que yo de punto no soy, así que pensé que poniendo elasticidad en el interior por la parte de la espalda que más volumen tenía, podía llegar a ponerlo. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *