Manta de alpaca y seda

Estas vacaciones de PASCUA han tenido de todo un poco: trabajo y descanso, sol y lluvia, playa y monte… y como no! costura y ganchillo. Esa fue mi labor en esas horas de sofá con la familia y una aguja de crochet en la mano. Tenía un proyecto ya muy avanzado desde hacía tiempo y me decidí a darle el golpe de gracia en estos días, para dejar sitio a otros que están llamando a la puerta.

A partir del grupo de Facebook CAL Willow Blanket, dirigido por Silvia Ibáñez, descubrí el diseño de una COLCHA de aplicaciones, cuyo diseño me enamoró desde el primer momento. Junto con Marta, mi amiga ganchillera, decidimos aprovechar una oferta de hilos Drops, concretamente los compuestos de alpaca, y nos hicimos con casi 50 ovillos de un hilo totalmente ideal. Se trata de una lujosa combinación de alpaca peinada (77%) y seda mulberry (23%), con una gama de colores ideal. Pero es cuando la tienes delante y la tocas, ahí te enamoras totalmente, si no fuese por ese gran inconveniente que todo el mundo no se cansaba de repetirme cuando se la enseñaba: “Uffff, este hilo será muy bonito, pero cuando tengas que deshacer te vas a acordar de mi”

calwillowblanket Collage

Yo ya os dije que voy por libre y cuando se me empeña algo no hay frase lapidaria que lo impida. Así que comencé con mis APLICACIONES en series de tres gamas: verdes, magentas y añiles. En total fueron 6 colores (2 por gama), los cuales usé para los centros. De los 6 ovillos ha sobrado más de la mitad de cada uno y ya estoy pensando en qué hacer con ellos porque son divinos. En cuanto a los grises (oscuro y claro), los utilicé para la segunda parte de las aplicaciones, para su unión y la puntilla de cierre. Decir que me quedé un poco pillada, pero al final resultó una colcha de 84 aplicaciones con el tamaño perfecto.

1 to Mamacosesola 5 to Mamacosesola 2 to Mamacosesola 6 to Mamacosesola 8 to Mamacosesola 7 to Mamacosesola 11 to Mamacosesola 9 to Mamacosesola

Para mi fue no sólo un reto, ya que en algunos momentos, cuando me equivoqué de número de aguja, cuando vi, que me había saltado más de una vuelta, cuando necesité hilo y siempre acabé deshaciendo… ahí me acordé de todo 🙁  Pero ahora que ya la veo montada es una satisfacción.

Así os lo cuento, bajo mi colcha Willow, tomando un café.

eLISA

4 replies on “ Manta de alpaca y seda ”
  1. Que preciosidad! Yo no entiendo de lanas ni de deshacer, pero es que tiene una pinta de calentita y suavecita que no puede con ella y encima con las flores de colores, me encanta!!
    Bikiños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *