Punto portugués

Hay cosas que pasan porque tienen que pasar, llámalos destino, karma, suerte… y eso me pasa con el punto. Hace unos meses no tenía ni la mínima intención de recuperar esta labor que había dejado en pañales, metida en una bolsa monísima con todas las herramientas necesarias (libro tutorial incluído). Y como cada comienzo de año con intenciones renovadas voy y me pongo a calcetar. Comienzo a buscar perfiles sobre punto en redes sociales y entre ellas encuentro la figura de ROSA POMAR. Como siempre en esto de internet, te engancha una fotografía, y después quieres ver más porque todo lo que encuentras te enamora. Desde su blog y su perfil en Instagram pude contemplar sus labores tan auténticas, con tanta base, pensadas y elaboradas desde la tradición portuguesa. Y es que siendo de esta esquinita de España, lo del país vecino es como de casa: esos rincones, esas maderas, esas lanas, esos paisajes… me parecieron bellísimos.

Así que cuando recibí las novedades de la editorial Gustavo Gili en su apartado DIY se me abrieron los ojos como platos: “Yo quiero ese libro, Punto portugués”. Y es que todo lo último que está publicando esta casa no puede ser más interesante. Tanto de costura, con las publicaciones japonesas traducidas al español de las que ya os hablé AQUÍ. Como en lo referente al tejido: mi última adquisición es de lo mejorcito en telar, y os lo conté AQUÍ.

Este libro se disfruta desde la misma introducción donde Rosa te cuenta su historia y la atracción desde niña por el punto. Es tan sencilla su manera de contar lo que descubre, lo que le inspira… Toda su EXPERIENCIA sigue un camino natural que la ha llevado a regalarnos esta joyita de la tradición portuguesa.

El libro se divide en tres partes:

La primera está dedicada a la labor de punto en Portugal, su práctica y EVOLUCIÓN. Esa manera de tejer que tanto me sorprendió, pasando la hebra alrededor del cuello… curiosidades que enriquecen y que ya quedan grabadas.

El segundo capítulo es ya más TÉCNICO, con fotografías del material necesario para realizar punto portugués. Los gráficos que acompañan a las explicaciones de los puntos son muy claros y sencillos. Nos ofrece comparativas con los puntos actuales y nos da variantes respecto a otras maneras, como la continental.

Por último y ocupando la mitad del libro, Rosa nos ofrece las indicaciones para tejer 20 LABORES tradicionales portuguesas. Nos indica las agujas, las lanas y los colores necesarios para mantener la esencia de estas piezas sacadas de la historia de su país. Como ella misma explica: “se enseñan a tejer en el libro tal como yo lo aprendí, sin alteración alguna”.

Y yo como soy muy echada pa´lante, me pareció que había que probar alguno de estos ejemplos y no se me ocurrió otro que el Saquito con cordones, con 4 puntos sobre 5 de dificultad. Ahí queda eso! Me gustó y punto, así que con unos restos de lanas para aguja del 3,5mm me puse a calcetar una muestra. Errores? el primero nada más empezar: no hice cenefa y hasta que no llegué a la segunda banda del dibujo, lo que tenía en las agujas era un churro. El tejido totalmente enroscado, no había manera de que se viese nada. Además descubrí que estaba tejiendo lo que viene siendo la técnica que consiste en ir cambiado el color del hilo y así ir creando dibujos: INTARSIA. Y es que realmente eso es lo que más me atrajo de las labores de este libro, la mayoría la usan.

Al final la MUESTRA, aunque la bloqueé modo ganchillo (léase acribillada con alfileres), no funcionó y volvió a retorcerse en plan rabo de lagartija. Tengo qué pensar qué hacer con ella, porque conseguí un tamaño considerable y habiendo sudado tanto para tejerla, qué menos que buscarle uso. Ya os contaré.

Seguiré usando las dos agujas, porque ya estoy enganchada y no hay vuelta atrás. Mi compi Leticia del blog Con hilos, lanas y botones, me está haciendo un suministro de información que no me va a dejar que abandone así como así. Esta chica es una máquina, tengo que seguirle el paso 😉

Si quereis echarle un vistazo a esta publicación entrad AQUÍ y pasearos de paso por la biblioteca de labores de la editorial Gustavo Gili, no tiene desperdicio.

Vamos allá con la siguiente labor de punto. Os tendré informados.

eLISA

2 replies on “ Punto portugués ”
  1. Gracias por la mención, Elisa, ya sabes que estoy aquí para lo que necesites. Tú puedes con todo, lo sabes, eres “una mujer del Renacimiento” y si ahora te animas con el punto estoy convencida de que de esas manos sólo van a salir maravillas. Pero empieza por algo sencillo, unos calcetines por ejemplo, jajajaja, mira que lanzarte con esa labor….

    El libro tiene muy buena pinta y es cierto que las fotos de Rosa Pomar son espectaculares. A mí me encantan todos esos colores tierra y esos parajes tan “enxebres”. Y las lanas…. alucino cada vez que entro en la web a ver esas madejas. Me tienen enamorada y al final voy a tener que probar.

    Bicos

    1. Es que todo lo bueno destaca. Y sus lanas dan esa sensación de calidad y buen tejer con sólo mirarlas, imagínate que las tengamos en nuestras manos! Muchas gracias por todo Leticia. Te contaré mis avances!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *