Punto portugués

Hay cosas que pasan porque tienen que pasar, llámalos destino, karma, suerte… y eso me pasa con el punto. Hace unos meses no tenía ni la mínima intención de recuperar esta labor que había dejado en pañales, metida en una bolsa monísima con todas las herramientas necesarias (libro tutorial incluído). Y como cada comienzo de