Tejer es mi superpoder

Hay situaciones que nunca deberían de suceder ni aquí, ni en ningún lugar del mundo. Ni a mi familia ni a ninguna, por muy lejos que esté de mi. Acontecimientos como los que están sufriendo el pueblo sirio pueden llegar a impulsar un proyecto totalmente distinto al contemplado dentro de las ayudas solidarias en guerra. Una labor tan común como tejer ha animado a tres mujeres: Lucía Ruiz de Aguirre, Marta Blanco y Clara Montagut, a responder al llamamiento de mantas para el pueblo sirio en guerra.

lamantadelavida portada

Eran los primeros días de Septiembre cuando descubrí en Instagram una foto etiquetada con el hashtag #lamantadelavida y me quedé con el detalle. Así que buscando más información encontré el grupo La Manta de la Vida en Facebook y solicité entrar. La descripción decía lo siguiente: #tejemosxsiria mantas para donar a la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio que las enviará a Siria, para las personas que están viviendo la guerra en su país. No me lo pensé y solicité entrar. Cuando me aceptaron éramos 13 miembros. Dos semanas después el grupo supera los 3.000. Increíble! y más si piensas que detrás se encuentran 3.000 personas aguja en mano tejiendo una manta, a ganchillo o calceta, con lana de cualquier grosor y en todos los tamaños.

lamantadelavida 1_by mamacosesola lamantadelavida 2_by mamacosesola lamantadelavida 4_by mamacosesola

En la organización no encontré a nadie de mi zona, pero fue abrir el grupo La Manta de la Vida Salnés-Pontevedra y comenzaron a añadirse tejedoras de la zona. Como coordinadora me ocupo de organizar las quedadas, informar a los miembros y controlar el avance de las mantas o de las aplicaciones de 50x50cm de aquellas personas que no podrán llegar a tejer una manta entera. Nuestro envío está previsto que llegue a Madrid el 19 de octubre, y de allí pasará a la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio, encargada de enviarlas al país en guerra.

lamantadelavida 5_by mamacosesola lamantadelavida 3_by mamacosesola

En la gran mayoría de las ciudades españolas hay grupos de tejedoras que como arañitas ceden ratitos del día por esta causa. Y no sólo horas, también lanas y disposición para ayudar a los demás. No os parece algo maravilloso? Yo estoy encantada con esta iniciativa y me siento super orgullosa de tejer por y para esto.

Ahora y más que nunca me siento útil, necesaria y totalmente dispuesta a no dejar la aguja.

eLISA

4 replies on “ Tejer es mi superpoder ”
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *