Vestido Gabardina

Por fin puedo mostraros esta prenda que cosí muy rápido. Aunque tenía mis dudas, solucioné PROBLEMAS muy fácilmente. Lo complicado fueron las últimas costuras, con la búsqueda de unos botones dorados que pensé que nunca iba a encontrar.

Os cuento. Desde hace un año, tenía una TELA que compré en la cita ya anual: “quedadacostureraenvigo”. No sé como definir este tejido ya que se presenta con una trama abierta de hilos rústicos, de tonos grises, marinos y crudos, con apariencia bastante basta, pero no. Es muy flexible, con una caída similar a un lino y un tejido que deja pasar la luz. El tacto me encantó, aunque deshilachara con sólo mirarla, me gustó mucho y hasta hace poco me planteé el patrón ideal para probarla.

Se trata del vestido de la Revista Burda de abril 2018, Modelo 104. La estructura es similar a una GABARDINA pero sin mangas y sin canesús en espalda y delanteros. Aunque pueda parecer complicada por su cantidad de piezas, la revista ofrece una taller de costura con todo detalle, para que podais seguir con precisión el paso a paso. Yo como siempre, adapté el patrón a tallas cortas (reducción de 2cm sobre la cintura) y también modifiqué el largo porque ni me llegaba la tela, ni quería que tapase las rodillas). Por lo demás, presenta bolsillos interiores abiertos en oblicuo atravesando la costura de los costados.  Delantero con traspaso y doble fila de botones. Aplique en hombros con solapa y bajos delanteros recortados en curva. Trabillas y cinto de confección como complemento final.

Pues bien, lo de siempre. No me llegó la tela. Así que este tejido tan original lo acompañé de un algodón gris que usé para los sacos de bolsillo y parte de las vistas. No me quedó otra. Aunque yo ya me las veía muy bien, esta falta de tela tuvo sus CONSECUENCIAS: No a las trabillas ni al cinturón; y no a dejar las solapas del escote abiertas (porque las vistas de algodón rompían totalmente la línea del vestido 🙁 )

Ah! Y el tema de los BOTONES! Que se emperré en unos botones planos en dorado. Ni plástico, ni nácar, ni ná de ná. Que brillasen bien para destacar sobre el entramado del vestido. Pues me hice casi una peregrinación! Al final los encontré y os diré que a precio de oro nada menos! Me costaron los 10 botones el doble que la tela, no os digo más.

Ahora os aviso que tengo PENDIENTE la versión completa, ya con tela suficiente y añadiendo todos los detalles que me perdí en esta. Eso sí, aunque pide tejido elástico, yo volveré a repetir con tela plana, me gusta más.

Aunque me lo veis puesto, sólo fue para las fotos. Empieza agosto y ahora lo estrenaré, porque además de cómodo es muy fresquito.

Feliz Agosto mamás!

eLISA

7 replies on “ Vestido Gabardina ”
  1. No se si es que estoy un poco mal hecha pero yo encuentro que los patrones de burda,en la espAlda, son siempre grandes. Me corto vestidos que al final tengo que partir con costura central posterior. Que no es que sea muy grave, pero el cuello ya va también trastocado. Tu reduces ese exceso de espalda, si es que lo aprecias¿

  2. Está muy chulo Elisa, lástima que no lo puedas abrir.Seguro que no queda bien la tela de dentro si haces el cinturón con ella, a modo de contraste? Le has puesto un corchete o algo para que no se abra? ya me contarás. Un saludo.

  3. Hola me gusta mucho lo que haces yo soy novatilla en esto de coser tengo nietos mellizos niño y niña de 3 años, me iria bien los patrones dl burda kids? Gracias. Rosa

    1. Hola Rosa! Gracias por seguirme! Tus mellizos tienen la edad perfecta para empezar a coserles ropita. Yo por supuesto te recomiendo mis patrones 😉 aunque también los del burda le pueden ir bien. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *